Blefaroplastia

Algunas personas con los años, o de manera hereditaria, presentan exceso de piel y grasa en los párpados, pudiéndose presentar tanto en el párpado superior como en el inferior, o en ambos. Este hecho provoca envejecimiento, cansancio, y tristeza en la mirada, aunque el paciente sea joven.

Se observa la piel del párpado superior cayendo sobre el ojo, incluso pudiendo provocar molestias o dificultad visual, si la piel pesa mucho y tapa la visión. También puede acompañarse bolsas de grasa tanto en párpados superiores como inferiores, que afean mucho el aspecto, y no mejoran con cremas ni tratamientos tópicos.

El sobrante de piel y la bolsa de grasa de los párpados solo se pueden solucionar con cirugía plástica, es decir con la blefaroplastia.

La blefaroplastia superior e inferior se realiza sin necesidad de ingreso. Después de la intervención los pacientes presentarán una semana de inflamación y los puntos de sutura se retiran aproximadamente en una semana.

Resulta una intervención sencilla en manos expertas, con pocas complicaciones, agradecida, ya que es rápida, poco dolorosa, no supone un gran coste, y la mejoría es muy evidente.

Frecuentemente después de la cirugía estética de los párpados, mis pacientes me explican que sus conocidos no se dan cuenta de que se hayan operado, pero sí que les comentan que tienen muy buen aspecto y que están más jóvenes.

Si usted presenta este problema en sus párpados y quiere rejuvenecer su mirada y aspecto facial, recuperando la vitalidad y el brillo de sus ojos, le propongo una visita gratuita para concretar su caso.